24 de mayo de 2024

Últimos Tiempos

Como vivir los últimos tiempos

Quienes somos

¡¡Bienvenido a los Últimos Tiempos!! Que bueno que viniste hasta aquí.

Estamos preparándonos espiritualmente para vivir estos tiempos de la Gran Tribulación como no la hubo ni la habrá más (Mt 24,21).

¿Cómo sabemos que estamos en los Últimos Tiempos?

Hay un signo que valida el resto de signos como que habrá guerras, terremotos, apostasías… A partir de dicho signo se validarán estos otros signos que ocurrirán simultáneamente y en grado sumo. Ese signo que activa el Fin de los Últimos Tiempos es la profecía de Cristo dada en Lucas 21,24.

Alrededor de Lucas 21,24 vamos a explicar los signos de los tiempos y además analizar sus consecuencias, hechos ocurridos, profecías cumplidas y por cumplir. Finalmente analizamos también como afrontar estos Últimos Tiempos con garantías de éxito.

Nuestro fin es el cielo y cualquier cosa que dirija a otro sitio es un error que nos desvía de nuestro camino. No olvides hermano que el demonio está deseando apartarnos del camino para como león rugiente tratar de devorarnos (1Pedro 5,18).

Si no has llegado ya a la senda estrecha, a ser parte del Cuerpo Místico de Cristo y a dar culto a Dios como Él ha querido le sea dado en la Iglesia, que es columna y fundamento de la verdad (1Timoteo 3,15). En esta página y otras paralelas te invitamos a descubrir coma la Iglesia que fundó Cristo (Mateo 16,18) hace 2 mil años es universal, por eso es Católica que precisamente significa universal y las puertas del infierno no podrán contra ella. Para todos en todo el mundo es la misma doctrina, sin cambiar en el tiempo ni en el lugar. Si te queda alguna duda investiga sobre los Padres Apostólicos, discípulos directos de los Apóstoles y observarás como eran católicos.

La realidad es que estamos en tiempos de la Gran Tribulación con apostasía generalizada pero ante la promesa de Cristo de que no puede ser destruida totalmente nunca desde el inicio hasta el fin, sabemos que siempre se guarda un remanente fiel con el que reconquistar el terreno ganado por el enemigo.

Seamos parte de ese remanente fiel, ejército militante, los hijos de la Mujer (Apocalipsis 12,17) a los que combate la Bestia. El Arca de Salvación que Dios ha proveído en estos Últimos Tiempos es el Inmaculado Corazón de María por medio del cual quiere que se Le glorifique a Él sirviendo a la más humilde de sus sirvientes.

Dios te bendiga hermano en Cristo!!! Maranatha!!!